¿Qué es employee advocacy?

¿Qué es Employee Advocacy?

El employee advocacy es la promoción de la empresa por parte de sus trabajadores.

Cuando tus colaboradores son los mejores embajadores de tu marca.

Podemos definirlo como la creación de comunidad de trabajadores por parte del equipo de marketing y Recursos Humanos, con un alto sentimiento de engagement, dispuestos a transmitir la cultura y los valores de la marca a su red de contactos mediante el social media.

Leer más

¡Celebramos el BCorpMonth!

Este mes de Febrero es el #BCorpMonth y como empresa certificada #Bcorp lo celebramos.

¿Qué es Ethikos 3.o?

Ethikos 3.0 es una consultoría internacional especializada en selección por valores y servicios de “headhunting”, atracción y desarrollo de talento, servicios de “employer branding” y servicios a candidatos.

¿Qué es The ValueSquares MetodologyⓇ?

The ValueSquares Methodology es una herramienta diseñada por Ethikos 3.0. Centrada en los procesos de selección, permite conocer los valores que mueven a los candidatos, encontrar colaboradores que compartan los valores de tu organización es clave para conseguir equipos de alto rendimiento.

Somos la primera B-Corp en España en nuestro sector, referente en la selección y trabajo por valores.

¿Qué es B Corp?

El movimiento B Corp certifica a empresas que quieren conseguir no solo generar beneficios, sino también impactar de forma positiva social y medioambientalmente.

Las Corporaciones B certificadas son empresas que cumplen con los más altos estándares de desempeño social y ambiental verificado, transparencia pública y responsabilidad legal para equilibrar el beneficio y el propósito. B Corps está acelerando un cambio de cultura global para redefinir el éxito en los negocios y construir una economía más inclusiva y sostenible.

¿Qué es la certificación B Corp?

La Certificación B Corp no solo evalúa un producto o servicio; evalúa el impacto positivo general de la empresa que lo respalda. Y cada vez más eso es lo que más le importa a la gente.

Las empresas B certificadas obtienen una puntuación mínima verificada en la evaluación de impacto B, una evaluación rigurosa del impacto de una empresa en sus trabajadores, clientes, comunidad y medio ambiente, y hacen que su Informe de impacto B sea transparente en bcorporation.net. Las Corporaciones B certificadas también modifican sus documentos legales para exigir a su junta directiva que equilibre las ganancias y los propósitos.

¿Qué es el employer branding?

El Employer Branding es la marca de la empresa como empleador. Hoy en día, no solo es importante cuidar la imagen que una empresa proyecta hacia sus clientes, también es relevante la imagen que proyecta hacia sus empleados y hacia sus candidatos. Esta imagen puede comunicarse a través de canales tradicionales, pero en el contexto actual, los medios digitales cada vez ganan más fuerza.

Hay que tener en cuenta que, al igual que una empresa investiga a sus posibles candidatos en la red, los potenciales trabajadores también investigan la reputación online de las empresas en las que les gustaría desarrollarse profesionalmente. Así, para las organizaciones será fundamental desarrollar una estrategia de Employer Branding, especialmente en el plano digital.

Leer más

¿Qué hacemos en Ethikos?

¿Todavía no sabes qué hacemos en Ethikos?

Somos una consultoría internacional de gestión de personas, la primera B-Corp en España en nuestro sector, referente en la selección y trabajo por valores.

Cualquier proyecto humano, y por tanto, toda empresa se lidera y gestiona la base de la coherencia respecto a determinados valores o reglas de juego. ¡Los valores conforman el alma, aportan valor, te diferencian!

En Ethikos trabajamos para alinear valores y próposito de empresa con las personas que la forman, tanto en selección cómo en los diferentes procesos de trabajo.

¿Y cómo lo hacemos?

Leer más

NOTA DE PRENSA

Ethikos 3.0 abrirá delegación en LATAM empezando por México en el primer trimestre del 2019.

¡Parece mentira que hayan pasado 5 años desde que se creó Ethikos 3.0!

Estamos muy contentos de poder hacer nuestro propósito cada día más real.

Cada vez más empresas apuestan por la selección y el trabajo por valores, elementos diferenciadores de las nuevas formas organizacionales.

Con el objetivo de llegar a más personas y cambiar su realidad en el trabajo hemos apostado por Daniela Flores para hacerse cargo de la apertura de la delegación de Ethikos 3.0 en México. Con dos centros ubicados, uno en Tijuana y otro en Ciudad de México (CDMX).

Daniela tendrá como objetivo principal compartir la metodología The ValueSquaresMethodology focalizada en la selección por valores a empresas, organismos e instituciones que quieran mejorar en sus procesos de selección.

¡Le deseamos toda la suerte a Daniela y todos los éxitos en esta nueva etapa!

Metodología para selección por valores imagen 3

Selección por valores

Selección por y con valores, sin más

Seleccionar a personas como personas puede resultar obvio aunque, lamentablemente, no se pone en práctica tan a menudo como podríamos imaginarnos.

Como candidatos, ¿cuántas veces habéis sentido que la persona que os estaba entrevistando simplemente se interesaba por un currículum? ¿Unas titulaciones?

Como empresas, ¿cuántas veces seleccionáis a personas técnicamente competentes pero con unos valores o ADN incompatibles con vuestra empresa, con vuestra esencia como organización?

Según un estudio internacional de Gallup el 42% de las nuevas incorporaciones dejan su trabajo (o son despedidos) antes del primer año. El 80% de este 42% de fracasos es debido a un pobre encaje cultural entre empleado/a y empresa. ¿No os parece increíble?

Más datos interesantes: Según LinkedIn, un 38% de sus usuarios considera que el propósito y valores tiene el mismo peso a la hora de buscar trabajo que el sueldo o el estatus.

¡Y más datos aún! Las nuevas generaciones que se están incorporando al mercado laboral — y que en 2020 representarán un 35 % de la fuerza de trabajo, según Manpower— valoran el propósito y cultura corporativa como una prioridad. De hecho, en España un 53 % busca además que se reconozca su esfuerzo dentro de la empresa, que se tengan en cuenta sus valores y sus ejes motivacionales.


No soy una fan de los datos pero, si me fijo en éstos y en muchos  más estudios recientes interesantes, una conclusión obvia es que, en el mundo del trabajo, cada vez más los valores y propósito tienen una importancia estratégica muy relevante.

Cada día recibo llamadas y correos de personas que buscan un cambio de trabajo no debido a un tema económico, ni mucho menos. Cada vez más las personas nos contactan para encontrar un trabajo con propósito elevado y valores compartidos. Alinear valores personales y valores de empresa, encajar propósitos y darle sentido a las acciones de nuestro día a día. De nuevo, ¿obvio? Parece que no para todos.

La selección es la puerta de entrada a una empresa y, sin duda, debería ser uno de los elementos estratégicos fundamentales de una verdadera gestión por valores.


Y ¿en qué consiste una selección por valores?

Como menciona Salvador García en su libro ‘Inteligencia de Valores’, la selección por valores se articula alrededor de tres fases:

  • Definir cuáles son los principales verdaderos valores en el día a día de la empresa
  • Averiguar cuál es el perfil de valores de cada [email protected]
  • Analizar el encaje entre ambos

Entiendo que muchas veces la propia urgencia en seleccionar a alguien que nos ayude con el volumen de trabajo hace que focalicemos la selección en unas competencias técnicas concretas. A corto plazo puede funcionar. ¿A medio y largo plazo? Gran error.

Otro de los motivos por los que la selección por valores no es una realidad todavía es la falta de herramientas y metodologías.

Es aquí donde desde Ethikos decidimos dedicar varios años a estudiar y desarrollar la herramienta The ValueSquares Methodology, herramienta tanto física como digital, para ayudar a empresas y organizaciones a incorporar los valores en el trabajo.

The ValueSquares Methodology permite detectar y definir los valores reales que hacen andar a las personas en una empresa o equipo, a la vez que crear perfiles de valores de [email protected] [email protected] y analizar el encaje entre ambos.

Cada vez formamos a más empresas e instituciones en ‘Selección por valores’. A mi parecer ¡es una gran noticia! Es síntoma de que los valores poco a poco están ocupando el valor estratégico que deberían tener. Además, nos ayudan a estar más cerca de nuestro propósito como empresa: humanizar el mundo del trabajo.

Qué bonito sería empezar a hablar de valores como amor o confianza en el trabajo… ¿o ya hemos empezado?

 

 

Anna Gascon

La importancia de los valores

Los valores

 

Los valores son palabras poderosas; son estructuras cognitivas y  referencias internas muy potentes que nos guían en nuestro día a día para tomar decisiones y actuar. ¿Podéis visualizar una brújula? Pues quien marca el camino, son tus valores.

 

Todos/as hemos sentido alguna vez el desasosiego al actuar en contra de nuestros propios valores. También la fuerza y orgullo de ser fieles a éstos, de actuar y decidir en consonancia con aquello que es importante para nosotros/as.

Leer más

Reclutamiento y valores

Lo único imposible, es aquello que no intentas.

El impulso que le permite a una persona luchar por alcanzar sus metas, a tener la energíasuficiente para no rendirse y persistir por sus sueñoshasta el final. Es lo que al final se convierte en la mejor arma para alcanzar la felicidad, pues es el motor que impulsa a tu cuerpo y mente a que se pongan en acción.

Leer más

selección por valores

Arriesguémonos a encontrar nuestro IKIGAI,

Arriesguémonos a encontrar nuestro IKIGAI, pareciera tener la clave para una vida feliz y plena

 

Japón, cuya esperanza de vida es una de las más altas del mundo, viviendo en promedio 83 años es un país con muchas enseñanzas. No es gratis que este país, aunque esta situado entre los primeros 50 mas felices del mundo sea uno donde se respire la tranquilidad. Para ellos el significado de la vida y de las pequeñas cosas marca toda la diferencia y es por esto que incluyen en su vocabulario palabras que no tienen traducción exacta en ninguna otra lengua, y que su significado va mucho más allá de nombrar las cosas, sino más bien de sentirlas, agradecer y cuidar de su eterno. Para su deleite aquí unas cuantas:

Aware: Serefiere a la apreciación de un momento breve y efímero de la naturaleza.

Komorebi:Se refiere a la luz del sol que se filtra a través de las hojas de los árboles.

Shinrin-yoku:baño forestal

Itadakimasu:utiliza para dar las gracias a las plantas y animales que dieron su vida por la comida que se va a consumir, y toda la gente que ha participado en el proceso.

Wabi-sabi: Es una forma de vida que se centra en la búsqueda de la belleza dentro de las imperfecciones de la vida, y en aceptar pacíficamente el ciclo natural de crecimiento y decadencia.

Ikigai Es la razón de vivir, eso que hace que te levantes cada día. Para encontrarla suele ser necesaria una profunda búsqueda interior.

Todas ellas nos acercan a tener una relación seria y profunda con nuestro entorno, físico, emocional, cultural. Nos invitan a despertar conciencia de las cosas que nos rodean y a encontrar en nosotros mismos y en nuestros recursos la felicidad y la tranquilidad.

Ahora bien, una de estas palabras en particular pareciera ser el descubrimiento para muchos de nuestros problemas actuales y para enfrentar crisis que ahora mas que nunca parecen ser “el pan de cada día”. Ikigai, esa “razón de vivir” o “razón de ser” muchas veces parece lejana y difícil de descifrar, y en el intento de hacerlo enfrentamos crisis y nos sentimos perdidos.

Según la cultura japonesa, todo el mundo tiene un ikigaiy así mismo todos deberíamos adentrarnos en nosotros mismos y comenzar el proceso de búsqueda. Aunque esta búsqueda pueda considerarse profunda y larga, el resultado y el descubrimiento traerán beneficios incalculables, dando sentido a nuestra propia vida. Pero para esta búsqueda se requiere un estado de madurez personal, un compromiso profundo con uno mismo y cuando se encuentra

se suele sentir como encontrar ese valor de la vida, encontrar aquello por lo que la vida vale la pena.

El libro  “Ikigai, los secretos de Japón para una vida larga y feliz (Urano, 2016) nos muestra  las claves de la existencia en Ogimi, el pueblo más longevo del mundo:

  1. Conocen suikigai, su propósito vital
    2. Tienen fuertes relaciones con su entorno: con su entorno físico, cuidar de él. Con su comunidad, generar actividades para los demás y ayudarse mutuamente. Esto para “sentirse parte activa” de la comunidad.
  2. Practican ejercicio moderado: desde los más jóvenes hasta los más ancianos: trabajo en el huerto.
  3. Se alimentan de forma saludable
  4. Mantienen una mente positiva: defiende que se ha de tratar a todas las personas como si fueran tus hermanos

Así que si quisiéramos comenzar este proceso de introspección y nos animáramos a seguir algunos “truquitos” japoneses lo que primero sugeriría es que debemos establecer una relación duradera, seria y comprometida con nuestro entorno, con nuestro cuerpo, con nuestra familia, con nuestros amigos y por último, pero no menos importantes, con nosotros mismos.

Enfrentarnos, conocernos y desafiarnos puede parecer temeroso, ¡pero podría también contener ese secreto de la felicidad que tanto buscamos constantemente!

Por Eugenia Gomez 

 

Fuentes:

https://www.bbc.com/mundo/noticias-40883397

https://www.traveler.es/viajeros/articulos/ikigai-secreto-ogimi-japon-vida-larga-y-feliz/12170

https://magnet.xataka.com/un-mundo-fascinante/21-maravillosas-expresiones-japonesas-que-necesitarian-toda-una-frase-para-ser-traducidas

https://www.traveler.es/viajeros/articulos/ikigai-secreto-ogimi-japon-vida-larga-y-feliz/12170

 

Liderazgo por valores

No me digas qué tengo que hacer: Liderazgo por valores en tu empresa

Debido, entre otros factores, a la globalización y a la presencia cada vez mayor de la tecnología, el entorno laboral actual se ha convertido en un entorno competitivo, complejo, y en constante cambio: empleos que hasta ahora funcionaban quedan obsoletos a la vez que surgen nuevas oportunidades.

En este contexto, no es de extrañar que las competencias más demandadas, según un estudio elaborado por MSMK- Madrid School of Marketing, sean: iniciativa, trabajo en equipo y desarrollo de ideas innovadoras. Estamos hartos de oírlo: “el mercado laboral está cambiando”, pero lo cierto es que es una realidad. Y ante esta realidad, ¿cómo puede ayudar el liderazgo por valores?

Liderazgo por valores

Nuestro colega Salvador García, referente en cuanto a valores, ya introdujo el concepto de Dirección por Valores (DpV) hace más de dos décadas, y sus constantes aportaciones siguen muy vigentes actualmente. ¿Por qué? En el contexto que estamos dibujando, la gestión por valores parece tener evidentes ventajas respecto a la gestión por objetivos o basada en estrictas instrucciones (Dolan, García, Diegoli & Auerbach, 2000).

Y es que, piensa en tu lugar de trabajo, ¿realmente crees necesario que haya un jefe que te diga constantemente lo que tienes que hacer? ¿crees que cumplir los objetivos económicos de la empresa debe ser el único propósito de tu actividad? Y si tú, querido lector, eres el mánager, te invito a que te plantees las mismas preguntas en primera persona. Lo cierto es que todos sabemos las respuestas a esas preguntas. Sin embargo, y por desgracia, es común que la palabra “mánager” nos evoque un concepto mental muy alejado de lo que aquí proponemos: concebimos al jefe como una persona con una autoridad derivada de su posición en la jerarquía empresarial que nos dice aquello que hemos de hacer.

Afortunadamente, este concepto de liderazgo cada vez queda más obsoleto, alejándose progresivamente de las tendencias actuales del mercado: calidad y orientación al cliente; profesionalidad, responsabilidad y autonomía; evolución de “mánager” a “líderes/facilitadores”; y, por último, orientación a equipos y organigramas planos (Dolan & García, 2001). Contar con trabajadores autónomos que compartan visión y valores, sin que su actividad profesional se vea limitada por barreras interpuestas desde la dirección, es fundamental para dar respuesta a estas demandas.

La evolución del trabajador

La evolución del mercado laboral está cambiando, a su vez, el perfil de trabajador. Estos conceptos no son nuevos, pero creo que ha llegado el momento en el que las previsiones realizadas años atrás se están implementando en la realidad. Así, como ya apuntaba Peter Drucker (1980), estamos pasando de un “trabajador manual” a un “trabajador del conocimiento”, el cual se caracteriza por enfrentarse a su trabajo haciendo uso, como su propio nombre indica, de sus capacidades mentales. Habilidades como la solución de problemas, la búsqueda de información, la creatividad o la innovación son las que utilizan este tipo de empleados. Como no podía ser de otra forma, la evolución del trabajador debe conllevar una evolución del estilo de liderazgo; concretamente, hablamos de las 3S: self-management, self-organization y self-control (autoliderazgo, autoorganización y autocontrol) como preferencias principales de este tipo de perfiles (Mládková, 2015). Desde luego, el trabajador del siglo XXI, con mayor y mejor educación que su homónimo del siglo pasado, tiene recursos suficientes como para gestionar y marcarse sus propios tiempos, y eso es algo que tanto los propios trabajadores como los líderes debemos asimilar.

En este sentido, la gestión por valores no anula el establecimiento de objetivos, sino que precisamente lo que conseguimos es dotarlos de sentido para el trabajador y que él mismo pueda contribuir en establecimiento de dichos objetivos, y no sólo en su consecución.

El desafío de liderar

Es posible que, si tienes personas a tu cargo o aspiras tenerlas, ahora te estés preguntando, pero entonces, ¿qué tengo que hacer? Teorías y modelos acerca de liderazgo hay a decenas, por lo que yo rescataría una reflexión que quizá te pueda ayudar: el poder que viene preestablecido por el puesto que ocupas en la jerarquía empresarial no te convierte en líder para tus empleados. Hoy en día, el líder debe obtener la legitimación social del resto de personas, con tal de que sus opiniones sean valoradas y tenidas en cuenta. Para ello, te invito a liderar por valores, y que tu objetivo final sea el de hacer lo posible por explotar al máximo el potencial de tus trabajadores. Si conseguimos eso, el éxito empresarial llegará de la mano.

Teniendo todo esto en cuenta, hoy en día resulta un auténtico desafío liderar una organización o un grupo de personas. Aun así, el mensaje que manda el trabajador es claro: ¡No me digas qué tengo que hacer!

Dolan S.L, Garcia S., Diegoli S., Auerbach A. (2000). Organisational Values as “Attractors of Chaos”: An Emerging Cultural Change to Manage Organisational Complexity. Journal of Economics, 1-16.

Drucker, P. (1980). Managing in turbulent times. London: Heinemann.

Ludmila M. (2015). Knowledge Workers and the Principle of 3S (Self-management, Self-organization, Self-control). Procedia – Social and Behavioral Sciences, 181, 178-184.

 

Guillermo Amaro

Recruiter Consultant en Ethikos 3.0