Trabajo en equipo

Ser equipo, no trabajar en equipo

Tras algunos años jugando al baloncesto en la cantera malagueña, pude experimentar en mis propias carnes el significado de SER un equipo y sentirse parte de él.

En el ámbito de la gestión de las personas, así como en cualquier reunión en la que tratamos las áreas de desarrollo, evaluación del desempeño o incluso para presentar resultados, se suele hablar de TRABAJO en equipo.

Trabajar en equipo, se ha convertido en muchas ocasiones en una frase recurrente de los managers, hacia sus colaboradores. En la mayoría de los casos, no queda claro el significado, quien es parte del conjunto y quién no.

Además, muchas veces consideramos que ‘nuestro equipo’ sólo son las personas que tenemos al lado; como mucho, los miembros de tu departamento. He de ahí que se produzcan situaciones totalmente incomprensibles entre miembros de una misma organización, las cuales crean una desconexión entre las personas de una manera increíble.

Todo ello, afecta de una manera negativa al desarrollo de las personas y, por consiguiente, al desarrollo de la propia organización.

SER EQUIPO

Esto es algo mucho más grande que trabajar en equipo, es un sentimiento, saber que perteneces a un grupo y que antepones las necesidades colectivas a las tuyas propias; que comprendes los errores y ayudas a mejorarlos por parte de un compañero, como si de un brazo tuyo se tratara; que todos trabajámos para lograr un mismo objetivo, realizando tareas diferentes. Sencillamente es cambiar un YO por un NOSOTROS.

Cuando formas parte de un equipo, no existe otra opción que trabajar en equipo.

Muchos de vosotros diréis: – ‘Ya, pero en mi trabajado las personas no son así, siempre se lleva los méritos los mismos o no me siento valorado por los demás.

Siempre he pensado que las cosas se consiguen cambiando uno mismo para tener la posibilidad de cambiar nuestro entorno.

¿Qué piensas tú? ¿Puedes ser el primer paso hacia la creación de ese equipo? ¿O seguirás “trabajado en equipo”?

 

Recuerda que de la conducta de cada uno depende el destino de todos. -Alejandro Magno.