Los valores si importan, ¡selecciónalos!

¿Qué son los valores organizacionales? ¿Qué tienen que ver con los valores que llevamos dentro? ¿Cómo pasan a ser efectivos? ¿Tienen alguna utilidad? o ¿Sencillamente es un “face washing” corporativo o un elemento de marketing?

Son preguntas que creo que todos nos hemos hecho alguna vez, de que sirve esto que tengo en mi sistema de evaluación del desempeño, en la puerta de la oficina de recursos humanos o personas si luego no tiene ninguna implicación en la toma de decisiones del día a día o, en su defecto, hacemos que nadie crea en ellos cuando hay que tomar una decisión organizacional basada en el rendimiento financiero.

Cuando identificamos valores en la familia, siempre lo entendemos como aquello que nos han inculcado, lo que es importante y por lo que nos sentimos diferenciados y comprometidos con el resto de miembros.

En un estudio que Gallup realizó en EE.UU sobre la rotación de personal, determinó que un 42% de los trabajadores dejaban su empleo durante el primer año, y de este el 80% se debía a razón vinculadas al “cultural fit “, es decir, que los valores de la persona no iban para nada alienados con los valores organizacionales, estén determinados de manera formal o no.

En mi opinión esto quiere decir dos cosas, la primera, que en ocasiones “vendemos posiciones a [email protected] que no se asemejan a la realidad durante el proceso de selección y, la segunda, no seleccionamos teniendo en cuenta la alineación entre nuestro “cultura fit” ( valores) y los valores de la persona.

Seguimos basando la selección en la parte “hard” del CV y el “feeling” que tenemos en la entrevista con la persona, creo que no nos damos cuenta que los mejores equipos están formados por aquellas personas que comparten valores y propósitos, por ello, nosotros llevamos algún tiempo implantando una nueva metodología, basándonos en esto.

valores

Analizamos los valores de la organización, los que hacen que su propósito se cumpla, no tanto el ¿Qué hacemos?, sino el ¿Cómo lo hacemos? Y buscamos a personas que compartan esos valores. Por ello, intentamos mostrar todo lo que podemos a la empresa para atraer ese talento con valores. http://ethikos.es/empresas/

Hay que intentar unir a las buenas empresas con las buenas personas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *